HogarJoyas → Así derrochaban el dinero con las tarjetas B 132 comentarios 132 131 130 129 128 127 126 125 124 123 Tags Noticias Relacionadas

Así derrochaban el dinero con las tarjetas B 132 comentarios 132 131 130 129 128 127 126 125 124 123 Tags Noticias Relacionadas
party location

Por likemybags

  • 10/11/2022
134 Puntos de vista

Así derrochaban el dinero con las tarjetas B 132 comentarios 132 131 130 129 128 127 126 125 124 123 Tags Noticias Relacionadas

Las bautizaron como tarjetas black, pero lo cierto es que las llamadas tarjetas B de Caja Madrid y Bankia no eran negras, sino blancas y con las letras doradas. Un total de 86 tablas de Excel con cientos de miles de datos -una por cada persona que usó estas tarjetas- confirman que los consejeros, consejeros ejecutivos y directivos de ambas entidades implicados en el uso de estas tarjetas de crédito gastaron 15,5 millones de euros, según consta en la citada documentación, a la que tuvo acceso este diario.

Viajes, restaurantes, ocio, artículos de lujo, hoteles, supermercados, clínicas, peajes de autovías, gasolineras, billetes de avión, saunas, zapaterías, farmacias, ópticas, reparaciones de barcos, facturas de taxi, heladerías, hasta billetes del Metro de Madrid y entradas para espectáculos adquiridas a través de internet. No hubo persona que no se resistiese a usar su tarjeta B, incluso para sacar dinero en efectivo.

Sólo hubo cuatro personas que se contuvieron. Se trata de Félix Manuel Sánchez Acal, Francisco Verdú, Íñigo María Aldaz y Esteban Tejera. El resto exprimió la tarjeta que Caja Madrid le dio. He aquí los principales gastos realizados.

DINERO EN EFECTIVO

Una media de 157 euros al día. No hubo persona que no aprovechase su tarjeta para sacar dinero en efectivo del cajero, aunque la sorpresa la dio el que fuera militante de Izquierda Unida, José Antonio Moral Santín. El 80% de lo que este consejero cargó en su tarjeta B era dinero en efectivo. Dicho de otra manera, de los 456.500 euros que facturó entre 2003 y 2012, 367.000 se correspondieron con dinero efectivo, sacado en cajeros. Sólo en su último año en el cargo, sacó 57.600 euros.

Las retiradas comenzaron siendo de 300 euros a la semana y acabaron a un ritmo de 600 cada tres o cuatro días. O lo que es lo mismo, una media de 157 euros diarios en 2011, además de su retribución de 526.000 euros al año.

El segundo en la lista es Ricardo Morado Iglesias. El ex director general de Caja Madrid dispuso de 396.000 euros en efectivo. Le sigue otro directivo, Ramón Ferraz Ricarte, que fuera responsable de banca comercial de la caja. Éste retiró más de 210.000 euros con su tarjeta black, destacando los dos movimientos que hizo en un mismo día.

Según consta en el listado de operaciones efectuadas con su tarjeta, el 20 de diciembre de 2007, Ferraz Ricarte solicitó dos anticipos en la ventanilla de una oficina. Uno, por importe de 13.549 euros. Y uno segundo, por 9.424 euros.

Así derrochaban el dinero con las tarjetas B 132 comentarios 132 131 130 129 128 127 126 125 124 123 Tags Noticias Relacionadas

El secretario del consejo de administración de Caja Madrid, Enrique de la Torre, fue otro de los que más dinero en efectivo sacó. En concreto, 116.000 euros.

RESTAURANTES

2.800 euros en El Bulli. Las comidas en restaurantes de cuatro y cinco tenedores eran las preferidas por los consejeros y directivos de Caja Madrid, al menos, así se desprende de las operaciones que realizaron con sus tarjetas B. Uno de los que más pagó por una comida fue Matías Amat Roca, directivo con Miguel Blesa y con Rodrigo Rato.

Dos meses antes de que este último ocupase el puesto de presidente de la caja, Amat Roca pagó una factura en el Restaurante El Bulli por importe de 2.800 euros. Por este lugar pasaron también el que fuera secretario de comunicación de la entidad, Juan Astorqui, que pagó 1.798 euros, y el ex director financiero del grupo, Ildefonso Sánchez Barcoj, que cargó a su tarjeta 823,90 euros por una comida en El Bulli.

Otro de los directivos que más gastó en restaurantes fue Carlos Martínez Martínez, que llegó a pagar facturas por 2.000 euros en establecimientos como La Quintana y El Caserón, respectivamente, además del pago de 2.553 euros que hizo en el Asador Txistu, el 17 de diciembre de 2003.

En materia de restaurantes, la sorpresa la dio el presidente de la patronal madrileña CEIM y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernández, que concentró la mayor parte de sus gastos de hostelería en los restaurantes que integraban su grupo empresarial. En total, 9.400 euros. Precisamente, el ex presidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán -en prisión preventiva por presuntos delitos de alzamiento de bienes, concurso fraudulento, blanqueo de capitales e integración en grupo criminal-, ex consejero de Caja Madrid, gastó 49.000 euros en los restaurantes Cantoblanco, Príncipe y Serrano y Grupo Arturo, también de Arturo Fernández.

En el listado de gastos en restaurantes destaca también un sindicalista de CCOO, Francisco Baquero, que llegó a cargar una media cercana a los 17.000 euros al año por este concepto entre 2006 y 2011.

ARTÍCULOS DE LUJO

Gucci, Prada, Tiffany y Montblanc. Las joyas fueron otros de los caprichos de consejeros y directivos de Caja Madrid. Así, el ya citado Juan Astorqui, director de comunicación de la caja, gastó más de 36.000 euros en tiendas de artículos de lujo como Gucci, Prada o Tiffany. Su cargo más alto en este concepto lo hizo el 1 de febrero de 2006, cuando realizó un pago de 3.700 euros a Richemont Iberia, compañía propiedad de Montblanc. El mismo Astorqui cargó también 49.215 euros por diferentes pagos en Náutica Bautista.

Entre los amantes del lujo se encuentra también el que fuera director general de Economía de la Comunidad de Madrid hasta la semana pasada, Pablo Abejas. Éste hizo un cargo de 4.225 euros en Vendrell Joyeros en 2007 y 3.700 euros un año después en este mismo lugar.

Le sigue el ex consejero ejecutivo Matías Amat, que destinó la tarjeta a financiar compras tales como los 10.000 euros que gastó en la joyería Suárez, en una sola operación, o los más de 3.000 que cargó a su tarjeta en Hermés. Amat tiene el récord de gasto en una única operación: 15.000 euros en una tienda de muebles y antigüedades.

La que fue directora gerente de la Obra Social, Carmen Contreras, también dedicó la tarjeta a artículos de alta gama -870 euros en Armani- y a estética, pagando un tratamiento de 1.250 euros.

EL CORTE INGLÉS

Viajes, ropa y supermercado. El lugar donde más se usaron las tarjetas B fue El Corte Inglés, sobre todo su empresa de viajes. Desde Miguel Blesa hasta José Manuel Fernández Norniella, pasando por Pablo Abejas, Ramón Ferraz o Idelfonso Sánchez Barcoj, no hubo consejero o directivo que no pasara su tarjeta de crédito en alguna ocasión por El Corte Inglés. Norniella gastó 89.400 euros en el supermercado Hipercor en poco más de tres años.

Abejas realizó una compra de 2.153 euros en este supermercado, además de cuatro compras en un mes superiores a los 1.000 euros. Otros, como Ramón Ferraz, realizaron cargos como los 6.248 euros que gastó en diciembre de 2005.

El ex presidente de la caja llegó a realizar operaciones con Viajes El Corte Inglés por más de 10.000 euros. En concreto, en el extracto de los movimientos de su tarjeta, aparecen dos facturas de 13.148 y 12.597 euros, respectivamente.

Sánchez Barcoj, que fue director general de Caja Madrid, realizó un cargo a su tarjeta B de 16.921 euros, el más alto de cuantos figuran en el extracto, cuyo destinatario era Viajes El Corte Inglés. Sánchez Barcoj es uno de los máximos beneficiarios de las tarjetas B y el total de cargos que realizó alcanza los 484.200 euros.

VIAJES Y HOTELES

43.000 euros en estancias en hoteles. El ex presidente de NH Hoteles, Mariano Pérez Claver, realizó cinco viajes de más de 6.000 euros, mientras que la directora gerente de la Obra Social, Carmen Contreras, gastó un total de 43.000 euros en seis estancias en el Hotel Barrosa Park, en Chiclana de la Frontera. Destaca Ricardo Morado, aficionado al esquí, que gastó 3.000 euros en un fin de semana en un viaje a Sierra Nevada y un curso de aprendizaje.

Fuera de este apartado, no pasa desapercibido Rafael Spottorno, ex jefe de la Casa del Rey, que gastó unos 15.000 euros en tiendas como Ikea o Leroy Merlín, además de 2.938 euros en spa y masajes.

Información elaborada por Daniel Viaña, Víctor Martínez y Javier G. Gallego.

Etiquetas: 

Categoría

Artículos calientes

  • 19/05/2022
  • 25/07/2022
  • 05/02/2022
  • 03/02/2022
  • 25/07/2022
  • 04/02/2022
  • 25/08/2022
  • 07/02/2022