HogarRopa de lujo → El fenomenal repunte...

El fenomenal repunte de la industria del lujo

Anuncios

Por Dominique Baillard

Los ingresos vuelven a estar por las nubes. En 2020, las olas de confinamiento y la parálisis del transporte aéreo había privado literalmente a los “fashionistas” de su pasatiempo favorito. El sector del lujo, indiferente a la crisis, cayó entonces en picada. Pero esta mala racha ya se ha superado: las ventas del año pasado volvieron al nivel de 2019.

Y el año 2022, a pesar de la amenaza de Ómicron, parece muy prometedor. Por eso, en la capital mundial de la moda, las grandes casas de moda se empeñan en reintroducir este año los desfiles públicos. Este es el caso de la inmensa mayoría de las marcas de alta costura, que celebran sus desfiles la próxima semana, ya que “la semana de la moda” dura en realidad 15 días.

Las casas de moda también ofrecen eventos virtuales

Internet se ha convertido en un nuevo canal para esta industria. La gente compra menos de viaje, pero mucho más desde sus pantallas. Con el covid-19, las ventas en línea se duplicaron el año pasado. Ahora representan el 22% de la facturación global del sector del lujo y todavía hay mucho margen de crecimiento. En este contexto, ofrecer un desfile de moda virtual es esencial.

La industria del lujo también está explorando con entusiasmo los nuevos campos que abren las herramientas de Internet. Balmain creó el evento con una subasta NFT (ficha no fungible), para tres modelos especialmente creados para la muñeca Barbie. Los trajes también estarán disponibles en versión para adultos, independientemente del género, ya que la ropa rosa puede ser usada tanto por los fans de Ken como de Barbie.

Según el banco Morgan Stanley, las oportunidades del “gaming”, la asociación del lujo con los videojuegos o los mundos virtuales del metaverso podrían generar 50.000 millones de euros en ventas adicionales. El volumen de negocio es actualmente de 283.000 millones de euros.

El lujo también fue alcanzado por la inflación: los precios se disparan

En este sector, en el que las cosas no se hacen a medias, se podría hablar incluso de hiperinflación, ya que los precios suben dos cifras. El pequeño bolso de Chanel en piel acolchada con cadena de eslabones dorada ha subido un 30%, pasando de 5.500 a 7.300 euros en pocos meses. Por supuesto, se menciona el aumento de los salarios, así como los problemas de abastecimiento que empujan a las casas a comprar a sus proveedores para asegurar su línea de producción.

Pero la realidad es más prosaica: cuando una bolsa se vende demasiado bien, su creador la aumenta para crear escasez, escasez que impulsa la demanda. Se trata de un principio económico propio del sector del lujo, que hace uso y abuso de él. El “it bag”, el bolso que hay que tener, se ha convertido en una inversión financiera, cuyo valor crece exponencialmente.

¿Explica esta subida de precios el éxito de las ventas de lujo vintage?

En el mundo del consumo de lujo, el precio es secundario. Si la demanda de ropa y objetos de segunda mano se dispara, es sobre todo para satisfacer las expectativas de los ultrarricos, preocupados por no empeorar la huella de carbono de esta industria, que ya está en números rojos.

Cada vez son más las marcas que organizan sus propios canales de reciclaje, una fuente de ventas por valor de decenas de miles de millones de euros. Esto alivia la conciencia culpable de sus clientes, pero no realmente el planeta. Como la industria del lujo produce cada vez más para satisfacer la demanda, su huella de carbono va a empeorar aún más en 2022.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Suscribo

Siga toda la actualidad internacional descargando la aplicación RFI

Etiquetas: 

Categoría

Artículos calientes

  • 03/02/2022
  • 25/07/2022
  • 19/05/2022
  • 04/02/2022
  • 05/02/2022
  • 25/08/2022
  • 25/07/2022
  • 11/02/2022